Turbocompresores: cómo funcionan. y que puede salir mal

Mundocoche | Noticias y novedades sobre el mundo del motor | Mundocoche | Contents | En términos simples, un turbocompresor, también conocido como «turbo», es un tipo de compresor de aire que funciona con una turbina y se usa para aumentar la potencia de un motor sin aumentar significativamente el peso de la unidad de potencia. Lo hace comprimiendo el flujo de aire del motor, forzando una mayor cantidad de aire en los cilindros. Al ayudar a los cilindros a tomar más aire, permite que se queme más combustible en las cámaras de combustión, aumentando así la potencia. Además, al utilizar gases para aumentar la producción, reduce las emisiones de carbono del vehículo. | El turbocompresor está montado en el colector de escape del motor. Su turbina gira cuando los gases de escape de los cilindros fluyen a través del mecanismo, que acciona la bomba de aire. Cuanto más escape fluye a través de la turbina, más rápido gira, alcanzando velocidades de hasta 150.000 revoluciones por minuto. Un eje conecta el componente del ventilador al compresor de aire, que presuriza el aire que se suministra a los pistones. | Todas las piezas del automóvil dejan de funcionar eventualmente, incluidas las piezas del turbocompresor. Es importante conocer los síntomas de un mal turbo, para que pueda responder rápidamente y evitar daños mayores. | Síntomas comunes: